whatsapp

instagram

twitter

facebook


 "De la piel a la lona en algo más de 100 años".

Así comienza la entrevista de Ignacio Balboa a nuestro director gerente Esteban Raposo en esRadio Galicia, programa en el que dedican cada martes un espacio llamado 'esEmpresa Galicia' que busca apoyar e impulsar el sistema empresarial gallego a través de iniciativas como este espacio radiofónico.
¡Gracias por dejarnos ser protagonistas!
 
---
 
 
- Poca gente lo sabe, pero de la piel a la lona en algo más de 100 años.
Pues sí, ese es un buen resumen, nunca lo había expresado de esa forma, pero está bien dicho, sencillamente, esa es nuestra trayectoria. Mantenemos un pie en la piel todavía como sociedad.
 
- ¿Qué hacéis ahí?
Hay una otra sociedad que se llama 'Guarnicionería Manuel Gómez', que es la la primigenia, la propiedad y la familia es la misma, aunque la gestión la tenemos separada. Hay otro gerente allí y sigue con la tradición de trabajar las piezas de sillas de montar, cabezadas, guarniciones para caballos... se mantiene.
 
 
 
- ¡Qué bonito! Por cierto, tuvisteis que hacer un giro tremendo cuando a lo que os dedicabais, que era precisamente la guarnicionería, resulta que hubo cambios en la manera de trabajar en el campo y ya no había caballos, ni burros, ni huellas; entonces ya no se no se estilaban las monturas, ¿no?
Mi abuelo y su hermano hicieron un poco evidente estas cosas que oímos tantas veces de que 'en las crisis hay oportunidades' y entonces ahí tenemos un buen ejemplo, fue justo como dices. El mercado casi desapareció porque antes en todas las casas había caballos y burros entonces eso era un consumo continuo. Pero claro, apareció la maquinaria agrícola, los coches, el cambio en las costumbres y todo eso; y desaparecieron las albardas, algo tan tradicional que había en todas las casas y de haberlo, entonces los clientes desaparecieron. Con lo que sabían hacer, que era coser, empezaron a trabajar la lona y se mantenía residualmente y luego bueno, hubo un repunte ahí con la gente aficionada a la hípica. Por eso, afortunadamente sobrevivió y mantenemos esa esencia. Esa frase que dice mucha gente de 'poner la vista en el futuro' nos gusta, pero no lo de perder las raíces. Por eso nos gusta esta dualidad: mantener por un lado el pasado bien presente, y poner la vista en lo que va a venir.
 
- Oye, Esteban ejemplo muy gallego, de empresa familiar.
Pues sí, el origen está en mi bisabuelo, que era de Pereiro de Aguiar y después se fue a La Coruña. Nos cuentan que en el Orzán había una guarnicionería y allí aprendió el oficio. Con los años, no sabemos seguro, pero creo que la primera década del siglo XX se vino a Arzúa. Mis tías abuelas contaban  que escogió Arzúa porque había una feria relevante y se imaginaba que habría aquí mucho mercado, porque tenía y tiene mucha tradición. Después de Antonio Gómez Rodríguez, pues todos los que estamos aquí y todas las propiedades vienen de Antonio y su mujer Matilde, que era una arzuana que tuvo que seguir al pie del cañón cuando se murió el bisabuelo, con los hijos muy pequeños, además con 8 hijos. Las familias eran así antes, hoy se ven pocas así desgraciadamente, pero antes sí que había familias así, de esta forma. Y claro, cuando una madre sola se queda con tanto, pues era una carga grande, pero bueno, lo supo defender y aquí estamos todos acordándonos de ellos, que suponemos que lo habrán pasado mal.
 
 
- Por cierto, cuando uno piensa en los productos que hacéis, a veces no le damos la importancia suficiente que tienen, como los materiales, que son tremendamente innovadores. Cómo cambió el cuento desde que empezaste hasta hoy, cómo era la lona y los materiales que hoy se utilizan, las características que tienen, la tecnología que hay detrás... y a veces no somos conscientes de lo que hay detrás de un toldo.
Claro, sí que la tecnología avanzó muchísimo, cómo fabricar... Contaba mi abuelo e incluso mi tío que era el anterior gerente, Antonio Gómez aún se acuerda de cuando se impermeabilizaban las lonas. Ahora hay muchísima variedad de tejido, las lonas que usamos para los toldos de protección solar trae un recubrimiento químico que repele la suciedad. Hay incluso un tejido que absorbe CO2 con nanopartículas y es increíble. Cada vez se dota de más inteligencia a los tejidos, hay cosas que se ven todavía en tejido de muestra y no hay aplicaciones, pero parece increíble. Hay sensores que se pueden colocar sobre sobre la lona para detectar niveles de humedad para detectar un corte y que emiten una señal, que luego cada uno la utiliza como quiere. Pero sí, vivimos en una era tecnológica y eso se refleja en todo y también en las telas y los materiales que utilizamos.
 
- Dos cifras nada más para dar una idea de la orden de magnitud, ¿cuántos centros tenéis ahora mismo en Galicia? Porque claro, desde aquel pequeñito hasta ahora, la cosa ha cambiado. Y segundo, ¿cuánta gente trabajáis?
Pues mira, en Galicia tenemos dos centros en Arzúa, uno en el polígono y otro en la entrada de la carretera que sale hacia Santiago; otro en Santiago y otro en Bergondo. Tenemos cuatro centros productivos y después estamos 95 personas trabajando. Aquí una parte importante de lo que hacemos es mano de obra, bueno compramos lona y otros materiales y los confeccionamos, a lo mejor casi el 50% de nuestros gastos se van ahí. Para Arzúa, sobre todo, aquí en el interior de Galicia desgraciadamente no tenemos muchas empresas, por lo que sí que somos una empresa grande relativamente si nos comparamos con el ayuntamiento o en la comarca incluso, pues sí que somos una empresa grande. No dejamos de ser una pequeña-mediana empresa si nos ponemos a comparar con monstruos que hay por ahí, pero en ese entorno rural en el que estamos pues sí que tenemos un tamaño relativo.
 
- De forma aproximada. ¿qué volumen de facturación tenéis al año?
Pues, el año pasado superamos los 5 millones de facturación, con 5.300.000, y este año estamos ahí a ver si picamos los 6, pero bueno a ver cómo viene el último trimestre. Estamos con esa ilusión, pero bueno, aún queda partido.
 
- ¿Os afectó mucho el COVID?
Pues sí, sí que nos afectó. Tuvimos que hacer un ERTE con mucho dolor de corazón y fue una herramienta que nos permitió seguir adelante; si no, hubiese sido inviable. Pero bueno, siguiendo el ejemplo de nuestros mayores, también esta crisis nos trajo oportunidades, porque ya sabes que la hostelería se vio obligada a poner en valor las terrazas, a dar de comer y de beber ahí y recibieron ayuda pública para hacer eso. Esto no hizo que facturásemos más que otros años, el año del COVID fue un año que facturamos mucho menos, pero sí que ayudó un poco a paliarlo. Todas las cubiertas que tuvimos que hacer y toldos para que la gente acondicionara las terrazas, y luego también hubo particulares. Como estuvimos tanto en casa, pues todos tuvimos tiempo de darnos cuenta, "pues ahí vendría bien un toldo vertical", "aquí habría que colocar esto", entonces pues eso nos ayudó un poco a que no fuese tan grande la catástrofe.
 
- Por cierto, supongo que cada vez que alguien os llama, un potencial cliente, hay que hacerle un traje a medida, ¿no?
Sí, eso es lo más peculiar de nuestra empresa y lo que dificulta un poco la gestión en comparación con otras, es que no tenemos nada en stock, tenemos en stock solamente materia prima, pero el producto final nunca. Las medidas, las dimensiones, los colores... son distintos para cada cliente. Todo lo que hacemos es a medida, desde una lona para un remolque, una lona para un camión, una funda para una máquina, un toldo para una casa; cada cliente pues quiere el color de una forma, el remate que tenga un tipo de onda... todo está a medida. Hay empresas que si no tienen trabajo, pues pueden ir fabricando para el futuro, pueden 'stockar'. Hasta que no hay llamada del cliente, no empezamos a funcionar porque es todo a medida.
 
- ¿Hacéis como los sastres de antes, no?
Sí, es un oficio que a mí me gusta mucho porque recuerdo de niño que había sastres, ahora no los vemos tanto. Entonces yo creo que sí, que tenemos algo de sastres, 'sastres industriales' porque fabricamos mucho para la industria, pero está bien traída la comparación.
 
- Esteban, supongo que además de en Galicia, vendéis en más sitios, ¿no?
Sí, nuestro mercado principal y natural es Galicia. Muchos clientes nos recuerdan el viejo eslogan de 'Cubrimos toda Galicia' con una gran sombrilla sobre el mapa de Galicia. Lo usamos mucho en su día, pero afortunadamente, en otros mercados también tenemos presencia. Tenemos clientes de otras partes del estado español y tenemos, incluso, clientes de otras partes de Europa, gente que fabrica cosas de lona como puertas enrollables, puertas plegables, abrigos de carga y nos compra componentes que luego ellos ensamblan; pero el 80% sigue siendo aquí, en nuestra Comunidad Autónoma.
 
- De todas maneras, además de lo que es el propio tejido, por llamarlo de alguna manera, tenéis que montar también las estructuras. ¿Las hacéis vosotros?
Depende del producto, pero en el toldo más común que es el que vemos en cafeterías y en terrazas de brazos plegables, hay empresas que diseñan los sistemas y venden los componentes. Nosotros compramos una cantidad grande de esos componentes y los stockamos a principios de año porque desde el punto de vista financiero nos ayuda tener eso inmovilizado. Hay que tener stock en verano, porque en verano está saturado si no sirven, entonces procuramos tener muchos de esos componentes. Aquí los acabamos de poner a medida, por ejemplo, compramos un tubo de 8 metros, tenemos distintos colores, aquí lo cortamos y lo ensamblamos y le añadimos la lona que confeccionamos. Pero el sistema lo diseña empresas de componentes de toldos, trabajamos con varios, son todos del estado español y eso lo hacen ellos. Aquí le damos forma.
 
- Además de lo obvio, que a uno se le ocurre cuando hablamos de toldos, por ejemplo un toldo para una terraza, las lonas para el transporte... ¿qué otras aplicaciones tiene lo que hacéis?
Las líneas de negocio que tenemos las distribuimos en FACE que es protección solar, confección de textiles técnicos para la industria, carpas y estructuras, lonas para el transporte; que entra el camión y remolque, y después, impresión digital y rotulación. En el 2003 compramos una impresora de 3,20 de ancho para imprimir lonas de los camiones, pero como en aquella época no había mucha gente que tuviese esta tecnología, pues empezamos a recibir pedidos de lonas, pancartas... y ahí salió otra línea de negocio. Cuando hablamos de la línea de confección de textiles técnicos, ahí cabe cualquier cosa, como un sastre. Entonces es increíble la cantidad de aplicaciones que van surgiendo con la lona. Por ejemplo, bolsas para elevación para gente que trabaja en las alturas, bien podando árboles o haciendo mantenimiento de auto-generadores, necesitan subir y bajar herramientas y entonces necesitan unas bolsas muy fuertes con cintas que la refuerzan para poder subir allí los materiales. Ahora, siguiendo con los auto-generadores, para su transporte también hay que confeccionar lonas, dentro del sector también si quieren hacer una fosa de purín y la quieren cubrir con una lona, pues se pueden hacer depósitos flexibles también con lona. En el sector naval hay barcos que transitan por zonas muy frías y hacemos unas fundas a medida para cubrir la maquinaria que va en la cubierta del barco y protegerla. Y después en casa, fabricamos lonas verticales tipo screen para colocar en el interior de las ventanas, cubiertas para piscinas... da mucho de sí la lona.
El verano está al caer, descubre nuestras cubiertas para piscinas
 
- Estarás al tanto de lo que se está investigando y de lo que se está desarrollando para luego poder aplicarlo en la elaboración de vuestros productos. ¿Por dónde van los tiros en la investigación en eso que se llama 'tejidos especiales'?
Pues ahora lo que se ve venir, que todavía no acaba de cuajar, va en la línea de la sostenibilidad, porque no hay que olvidar que la materia prima de la lona, el PVC, es un derivado del petróleo. Entonces hay una tendencia a utilizar fibras vegetales o fibras recicladas para la confección de lonas, lo que pasa que los tejidos que se dan todavía son experimentales, y las propiedades no son las mismas. En la última visita que hicimos a una Feria Internacional que se llama 'Techtextil' en Frankfurt, lo que más se veía en todos los stands eran estas llamadas a la sostenibilidad o a buscar alternativas al PVC.
 
- Es que yo creo que en esa línea de investigación, si sale todo bien, hay que tener en cuenta lo de Altri, la fábrica portuguesa que hace tejidos vegetales con fibra.
Efectivamente, sí que me llamó la atención la noticia. Bueno, siempre es una alegría que vengan para el interior de Galicia, que se establezcan empresas, porque son clientes potenciales y porque es algo bueno para todos los que vivimos aquí en el interior. Pero sí que pensé en la aplicación a nuestro sector, porque nuestro tejido es un tejido bueno, tiene diferentes propiedades, pero no sé si en su catálogo tendrán algo, pero ojalá. Yo creo que pasa un poco como con el coche eléctrico, es una tecnología que nos va a venir seguro, pero no sabemos cuándo, habrá que estar atentos. La sostenibilidad es un tema que nos preocupa desde hace mucho tiempo, ya en el año 2006 implantamos una normativa de gestión ambiental con un reglamento europeo de decisión voluntaria. Siempre tuvimos ese interés de no ensuciar o no estropear el medio ambiente más de lo necesario, entonces es una línea de trabajo que se ve en el sector, y nos gusta y nos encaja con nuestra filosofía.
 
- Es que además, la llegada de una empresa como Altri, no es por generosidad, es porque tenemos una cantidad de materia prima útil y maravillosa para poder llevar adelante eso que ellos fabrican, que la implantación es de sentido común.
Sí, sí, efectivamente. Como en todas las empresas, está muy bien la integración social, pero lo primero que tienes que buscar es el beneficio, claro. Eso es lo sustancial en la empresa y seguro que ellos lo miran, pero parece que los números parece que salen, ¿no? Ojalá se concrete el proyecto y lo veamos pronto funcionando aquí al lado.
 
- Pues señores oyentes, ya ven ustedes, en 100 años pasaron de la piel a la lona. Bueno, lona por llamarle de alguna manera, porque eso tiene una tecnología dentro de los tejidos que se utilizan en Toldos Gómez, que para qué... Esteban Raposo, Director Gerente de Toldos Gómez, un placer charlar contigo, no sabes lo que aprendo yo sobre cositas de este tipo, hablando con gente como tú, que lo conoce. Enhorabuena por el éxito y a seguir currando.
Un placer para mí también, muy agradecido.
 
¡No os perdáis la entrevista completa!

Más artículos como éste

  •   SEDE CENTRAL
  • Lg. Raído/Burres, s/n
    15819 Arzúa (A Coruña)
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 981 50 02 02
  • 606455714
  • CANAL ETICO: Comunicar incidencia aquí

Una manera de hacer Europa TGM en el marco del Programa de Iniciación a la Exportación ICEX Next, ha contado con el apoyo de ICEX y cofinanciación del fondo europeo FEDER. La finalidad del apoyo es contribuir al desarrollointernacional de la empresa y de su entorno

Convocatoria de axudas destinas á obtención da Certificación ISO 45001:2018. Operaciónn financiada pola Xunta de Galicia

Guardar
Preferencias de usuario de cookies
Utilizamos cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si rechaza el uso de cookies, es posible que este sitio web no funcione como se espera.
Aceptar todas
Rechazar todas
Read more
Analytics
Tools used to analyze the data to measure the effectiveness of a website and to understand how it works.
Google Analytics
Aceptar
Rechazar
Marketing
Set of techniques which have for object the commercial strategy and in particular the market study.
Google
Aceptar
Rechazar
Facebook
Aceptar
Rechazar
Unknown
Unknown
Aceptar
Rechazar